¿Cómo elegir el color para la ropa de trabajo? - PRINT Shopping
294
post-template-default,single,single-post,postid-294,single-format-standard,theme-bridge,woocommerce-no-js,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,columns-4,qode-theme-ver-17.1,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.5,vc_responsive
color para la ropa laboral

¿Cómo elegir el color para la ropa de trabajo?

El color es ya por sí mismo una forma de comunicación muy potente. Por este motivo, es fundamental conocer las sensaciones que estos transmiten y aún más si en tu negocio haces uso de ropa laboral. Para elegir correctamente los colores de la ropa de trabajo es fundamental tener en cuenta la propia identidad corporativa de la empresa y su marca.

Para crear un contraste o inclusive un ambiente de trabajo más libre, puedes elegir colores diferentes para tus uniformes empresariales.

Negro. Es un color que se percibe como un color elegante, clásico, sofisticado y es el que mejor resulta para estilizar la figura. No obstante, otros valores asociados a él son la fuerza, la estabilidad y la inteligencia. En el ámbito laboral, el negro ha adquirido especial importancia en el sector de la hostelería, tanto para ropa de cocina como para uniformes de camareros. Se trata de un color que transmite elegancia y, además, en prendas personalizadas los contrastes de otros colores brillantes se acentúan sobre una base negra.

Blanco. Un color que simboliza pureza y limpieza. Está también ligado a la salud, a la luz y a la creatividad. El blanco en sí ya es una muestra de limpieza ya que la mínima mancha resalta sobre este color. Por ello, es uno de los colores más usados en el ámbito sanitario. Está especialmente representado en las batas blancas, los pijamas sanitarios e incluso en los uniformes de limpieza.

Azul. Es el color que por sus diferentes tonalidades permite infinidad de significados. El color en sí significa seriedad, confianza, profundidad (está íntimamente relacionado al mar y al cielo), calma, fidelidad, sinceridad, inteligencia, sabiduría, incluso fe y esperanza. Se utiliza mucho para las organizaciones relacionadas al sexo masculino. Es muy elegante. En un tono más claro se utiliza mucho en los hospitales, clínicas, productos médicos, medicina, productos y servicios relacionados a cosmetología y terapia. Para negocios de viajes, hoteles, productos acuáticos, es el color ideal.

Verde. Es el color de la naturaleza. También representa tranquilidad y seguridad pero más que ello, armonía, fertilidad, crecimiento, esperanza, incluso, aprendizaje. Se utiliza mucho, por supuesto, para representar el dinero, la estabilidad económica, el crecimiento económico, el mundo financiero. Pero también es el color ideal para representar productos naturales, vacaciones, cualquier tipo de contacto con la naturaleza, lo orgánico.

Amarillo. Es un color que la mayoría de los empresarios rechaza. No es un color serio, pero no necesita serlo. Tienes cualidades que representan perfectamente algunos valores. Es el color de la energía, el entusiasmo, la alegría, no de los conocimientos pero sí de la perspicacia. Estimula la actividad mental y el movimiento. Definitivamente atrae mucho la pupila hacia sí, por ello los taxis y los letreros de precaución utilizan este color. Pero no sólo eso, el amarillo también representa el dinero, el honor y la fidelidad.

Rojo. Es un color extremadamente peculiar, por su intensidad. Pocas empresas se atreven a utilizarlo si no lo combinan con un color más tranquilizador como el azul o el gris. El rojo implica pasión, sexualidad, energía, peligro, fuerza, poder, coraje, determinación, liderazgo, vigor, deseo, erotismo, incluso guerra, inconformidad. Por supuesto, también significa amor y romance.

No hay comentarios

Publicar un comentario